EFE reporta rueda de prensa de Martin Garbus y Stephen Kimber en Washington


WASHINGTON -- La defensa de Gerardo Hernández, miembro del grupo de cinco  cubanos condenados en este país, insistió este miércoles en que se revoque la pena a su cliente por la campaña mediática “sin precedentes” de Washington para influir en el jurado.

El abogado Martin Garbus señaló en rueda de prensa que su equipo ha completado el envío de miles de documentos en los que argumentan que el jurado tomó su decisión “fuertemente influenciado” por los artículos que supuestamente encargó el Gobierno de Washington que se escribieran mientras se deliberaba el caso.

Garbus participó en una conferencia de prensa en Washington, enmarcada dentro de una semana de actividades dedicada a recordar el caso y presionar para que Estados Unidos afloje su política de restricciones contra la isla, junto con el periodista canadiense Stephen Kimber, autor de “The Real Story of the Cuban Five” (2013).

Los documentos que completan la petición cursada en 2012 a la jueza norteamericana Joan A. Lenard incluyen 300 artículos de periódico y un análisis de sus autores algunos de los cuales, explicó, “tenían un historial de colaboración con la CIA”.

El abogado señaló que el Miami Herald despidió a tres periodistas en 2006 cuando supo que estaban cubriendo el caso “bajo la nómina del Gobierno estadounidense”, al que acusó de llevar a cabo una cruzada mediática financiada con dinero público contra los cinco agentes cubanos también desde otros medios en español y en inglés, así como radio y televisión.

Según explicó, el Gobierno empleó Radio y TV Martí, creada mediante la Ley de Transmisiones Radiales para Cuba de 1983, para extender esta influencia y además denunció que organizaciones opositoras cubanas como “Hermanos al Rescate”, se sumaron a una campaña propagandística en lugares públicos de Miami.

El letrado quiere que salga a la luz el dinero que emplearon en los medios y demostrar el impacto que pudo tener el jurado para que se invalide el caso de su cliente, y por tanto el de los otros dos cubanos que permanecen encarcelados en Estados Unidos.

El abogado declinó hablar sobre la posibilidad de un intercambio de los tres presos cubanos por el contratista estadounidense Alan Gross, preso en Cuba, después de que el pasado fin de semana se anunciara el canje de un soldado retenido durante cinco años en Afganistán por cinco afganos presos en la base de Guantánamo (Cuba).

Kimber, por su parte, señaló que acciones como la carta que enviaron recientemente 44 personalidades de la política e intelectuales demócratas y republicanos de diferentes Gobiernos muestran que hay un ambiente más favorable a un acercamiento entre Washington y La Habana y planteó “por qué en estos momentos Estados Unidos no puede hacer lo mismo por Alan Gross”.

Gross que procuraba asistencia técnica e informática a ciudadanos judíos, fue encarcelado el 3 de diciembre de 2009 y condenado a 15 años de prisión por “atentar contra la seguridad del Estado”.

El Gobierno cubano ha insinuado en numerosas ocasiones su disposición a resolver estos casos atendiendo a razones humanitarias recíprocas mediante el intercambio de Gross por sus agentes presos en territorio estadounidense, algo que Estados Unidos ha rechazado.

¿Quienes son?

René González Fernando González Antonio Guerrero Ramón Labañino Gerardo Hernández

Último video

Últimas galerias